«Draymond Green podría estar fuera de los Warriors en un año»

El verano se alarga y la NBA se sostiene de rumores, debates… A la espera que abran los training camps y los equipos se pongan en marcha, muchas miradas se van ya al próximo verano, cuando puede haber una camada de agentes libres fascinantes

El verano se alarga y la NBA se sostiene de rumores, debates… A la espera que abran los training camps y los equipos se pongan en marcha, muchas miradas se van ya al próximo verano, cuando puede haber una camada de agentes libres fascinantes: Kevin Durant, Klay Thompson, Kawhi Leonard, Kemba Walker, Marc Gasol, DeAndre Jordan, DeMarcus Cousins, Jimmy Butler, Khris Middleton, Tobias Harris…

Muchos de estos nombres, salta a la vista, están relacionados con unos Warrios que siguen con su (muy caro) intento de mantener un equipo históricamente repleto de estrellas. Y que para la temporada 2019-20 tratarán de mantener todo su esplendor de cara al traslado al lujoso Chase Center de San Francisco.

Stephen Curry ya tiene su mega contrato hasta 2022. Y muy merecido. Pero el próximo verano estarán libres Kevin Durant (vía player option), Klay Thompson y DeMarcus Cousins. Y Draymond Green estará ante un último año de contrato. Cobra 17,4 millones esta temporada y 18,5 la siguiente y última. Y ha advertido que no hará más descuentos después de haber aspirado a menos del máximo en su anterior extensión para que los Warriors tuvieran en el futuro espacio para hacerse con Durant. Así que Andrew Sharp plantea en Sports Illustrated una cuestión interesante: Green será la primera gran estrella en salir de los Warriors y no sería raro que lo haga durante los próximos doce meses vía traspaso.

Es la NBA y todo puede pasar. Pero desde luego son argumentos son lógicos. Como quien hile en sentido contrario, pero lógicos al fin y al cabo: con Curry garantizado, los Warriors renovarán sin duda a Kevin Durant salgo que el alero quiera irseKlay Thompson ha repetido en las últimas semanas (él y su padre, ex de los Lakers)que se quiera retirar como warrior. Sería otro súper contrato, como el de Dray un año después, que podría irse hasta los 226 millones si gana el premio de Defensor del Año.

A eso Sharp le suma que Green (al que reconoce como uno de los mejores defensores del mundo y un futuro hall of famerva camino de los 30 años (cumple 29 en marzo), su tiro ha declinado en las dos últimas temporadas y su estilo de juego puede envejecer peor que el de otros por la exigencia física de jugar como pívot muchos minutos con sus dos metros raspados. Además, su carácter es complicado, ya ha tenido problemas serios con Steve Kerr en el pasado y es un jugador tan esencial en playoffs como incordio a veces en Regular Season.

Mientras, los Warriors cultivan imagen de absoluta sangre fría y mantienen su discurso de dominar la NBA durante una década. Para eso podrían evitar meterse en un contrato gigantesco hasta los treintaytantos de Green y optar por un trade que les dé más profundidad y más juventud.

Desde luego todo puede pasar. Si, lo dice el propio Sharp, Kevin Durant se va, los Warriors no tendrán ningún motivo para no negociar a lo grande con Green. Sirva la idea simplemente como recordatorio del delicado equilibrio en el que se mueven los Warriors y que puede ser a largo plazo el gran enemigo de un proyecto imparable en las pistas.

NEW ORLEANS, LA – OCTOBER 28: Draymond Green #23 of the Golden State Warriors handles the ball during a game against the New Orleans Pelicans at Smoothie King Center on October 28, 2016 in New Orleans, Louisiana. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and/or using this Photograph, user is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. Mandatory Copyright Notice: Copyright 2016 NBAE (Photo by Andrew D. Bernstein/NBAE via Getty Images)

Leave a Comment