A 1 año de la muerte de Castillo y Valbuena, así lo recordamos por siempre

Este sábado 7 de diciembre de 2019 se cumple 1 año de la lamentable y triste muerte de José Castillo y Luis Valbuena y así lo recordaremo

Dicen que el tiempo pasa volando y literalmente es así, nos parece que fue ayer, cuando nos despertamos y al ver el celular nos encontramos con una innumerable cantidad de mensajes en Whatsapp informando la lamentable y triste muerte de José Castillo y Luis Valbuena, a quienes recordaremos así para siempre tanto en la LVBP como fuera de ella.

La campaña 2008-2009 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) fue la primera que me tocó cubrir como periodista deportivo y recuerdo como José Castillo causaba impacto en el estadio Universitario no sólo por sus batazos sino por su gesto de celebrar con su brazo en forma de hacha cuando conectaba sus acostumbrados hits y al sonido de la canción El Hacha de Franco y Oscarcito. No sé si de ahí vino el apodo para el tocayo, pero no recordaba tal impacto de un pelotero así en la fanaticada con un tema, que incluso hasta Carlos Valmore Rodríguez escribió al respecto en el diario Líder, lo que me hizo sentir identificado y no estar tan equivocado en lo que buscaba dedicarme en la vida.

Pero no fue sino hasta el cuarto juego de la final 2009-2010 que tuve contacto cercano con José, siempre lo recuerdo en el camino entre el club house de los Leones del Caracas en el Universitario, y su sala de prensa, sorprendido, alegre y triste a pesar de que habían terreneado a los Navegantes del Magallanes y habían empatado a 2 dicha instancia, pero Castillo jugaba hasta ese día por haber firmado para el béisbol asiático.

Y al año siguiente El Hacha fue por una horas magallanero en un cambio nada más y nada menos que por Pablo Sandoval, pero al parecer los Bravos de Margarita habrían pedido de más y el movimiento no se anunció. De seguro más de uno se imaginó su bate con los turcos y también se preguntó si hubiese causado el mismo impacto que el del Panda en las finales de la 2012-2013 y 2013-2014, en especial en la primera, eso nunca lo sabremos, pero sí pudimos ver a José Castillo uniformado de los eléctricos en la Serie del Caribe 2013.

Y escribiendo de cambios también recuerdo cuando Castillo fue pasado de los Caribes de Anzoátegui a los Tiburones de La Guaira en 2016, jugaba en la Liga Mexicana de Béisbol con los Piratas de Campeche y justo esa semana les tocaba visitar a los Tigres de Quintana Roo en Cancún, lugar donde trabajaba en aquel entonces, era fin de semana y por cuestiones de trabajo no pude ir sino hasta el domingo al estadio a tratar de entrevistarlo, pero a pesar de que llegué con tiempo y que lo mandé a llamar hasta casi que con el presidente El Hacha no salió del club house, porque no estaba en la alineación ese día, lo esperé hasta arrancado el compromiso y me tuve que ir y José no salió, sólo estaba su guante de infield con su nombre, sin duda una entrevista que me faltó hacer, pero sólo Dios sabe el por qué de las cosas como la repentina muerte de Castillo.

De Luis Valbuena lo primero que recuerdo de él son sus batazos ante el navegante en la final 2012-2013, en especial sus jonrones en el juego dos y seis, este último que puso a sudar frío a más de un bucanero, inolvidable desde entonces soltar el bate después de conectar un batazo.

Hasta donde me informaron los filibusteros estaban dispuestos a traer a Luis en cambio en el transcurso de la pasada temporada, lo que no se dio, incluso me quedó con el cuadrangular de Valbuena el pasado sábado 1 de diciembre de 2018 ante los marinos en el estadio José Bernardo Pérez de la ciudad de Valencia y también su cara después de una jugada de Endy Chávez, quien le quitó lo que parecía su segundo jonrón de ese juego.

Como magallanero siempre los recordaré como 2 bateadores temibles que también siempre quise en el Magallanes.

fuente el fildeo.com

Leave a Comment