El «Panda» conoció a la bebé que dormía mientras conectó el HR de la victoria de S.F.

El venezolano Pablo Sandoval fue el héroe de los Gigantes en la victoria sobre los Padres por 2-1 el viernes. Sin embargo, fueron otras personas las que se robaron el “show” en el Petco Park.

El “Panda” ingresó al partido como bateador emergente en el noveno episodio y se quedó defendiendo la tercera base. En la 11ma entrada conectó un cuadrangular solitario, su 13ro de la temporada, que le dio la ventaja y el triunfo a la novena de San Francisco en San Diego.

Pero hablemos de Chris Rice (papá) y Roya (la bebé). Este dúo dinámico atrapó la bola del bombazo que disparó Sandoval hacia las gradas entre los jardines izquierdo y central. Bueno… realmente fue Chris. El orgulloso padre se encontraba cargando a su pequeña de cinco meses de nacida — quien se encontraba dormida — con una mano y con la otra atrapó la pelota — sin dificultad — que se dirigía hacia su dirección. ¡Realmente el momento fue épico!

¡Aplausos para Chris, quien es todo un «Súper Papá»! Tanto así que no le faltaron las felicitaciones de los fanáticos a su alrededor.

Los Gigantes le extendieron una invitación a Chris, su esposa Neda y a Roya para que asistieran a las prácticas de bateo y al segundo partido de la serie en Petco Park. La familia fanática de la novena de San Francisco no escatimó y se dio cita en el hogar de los Padres para conocer y compartir con Sandoval el sábado.

El momento más emotivo de la jornada fue el encuentro entre Roya y el “Panda”. El oriundo de Puerto Cabello no tardó en dirigirse al dugout para conocer a la pequeña y cargarla entre sus brazos. Observen la sutileza y la conexión que tuvo Pablo con Roya:

Definitivamente el béisbol siempre nos regala momentos maravillosos. Nos alegra saber que Roya pudo conocer al “Panda” en vivo y a todo color. Probablemente la bebé no tiene idea de lo que estaba sucediendo a su alrededor, pero mamá y papá se encargarán de recordárselo mientras vaya creciendo.

¡Los Gigantes y Pablo Sandoval haciendo la diferencia! ¡Bravo, muchachos!

Leave a Comment