Venezolano Gleyber Torres, el seguro Novato del Año en la Americana

Cuando entramos ya en la recta final de la temporada regular de la MLB, en el Bronx no se pierde la esperanza. Los Medias Rojas de Boston están lejos en la cima del standing como para ser alcanzados y cada vez más 

Cuando entramos ya en la recta final de la temporada regular de la MLB, en el Bronx no se pierde la esperanza. Los Medias Rojas de Boston están lejos en la cima del standing como para ser alcanzados y cada vez más cerca de llevarse el título divisional; los Yankees se mantienen en la lucha por el Wild Card, aunque se corre el riesgo de que los aficionados de los Bombarderos del Bronx no tengan muchos motivos por los cuales ver a su equipo en este final de temporada.

Sin embargo, Gleyber Torres sí quiere darle a sus aficionados algo para que disfruten: una pelea hasta el final por el título de Rookie del Año de la Liga Americana.

El venezolano no ha dejado de crecer desde que hiciera su debut en las mayores este pasado 22 de abril, sorprendiendo a más de uno no sólo con su fiabilidad en su posición, sino también yendo al bate de manera espectacular y –quizás lo más impensable– mostrando una gran versatilidad a la hora de cubrir posiciones en el campo de jugadores que por un motivo u otro han acabado más tiempo del esperado en DL.

“Si hoy estamos en esta situación tan positiva es por jugadores como GT [Gleyber Torres]”, confesó el manager Aaron Boone en rueda de prensa en el Yankee Stadium, antes de enfrentar a los Tigres de Detroit. “Perder por lesión a Didi [Gregorius] fue un gran golpe, pero Torres ha dado un paso al frente y ha ayudado muchísimo al equipo en esa situación cubriendo la posición con mucha soltura”.

Gleyber arrancó la temporada de manera espectacular. Su fiabilidad defensiva, más allá de algún error normal por falta de experiencia, unida a su gran producción al bate –ha roto ya la barrera de los 20 jonrones y conseguido 58 carreras producidas–, le convirtieron en uno de los jugadores a seguir en la liga. Sin embargo, una lesión en la cadera en julio ralentizó mucho su producción.

Tras recuperarse y volver con el grupo, la lesión del shortstop holandés Didi Gregorius ha llevado a Boone a contar con el venezolano en esa posición durante diez partidos. “Lo ha hecho muy bien. Ha demostrado mucha madurez y por eso estamos muy contentos. Es un jugador con el que sabemos que podemos contar de cara al futuro dentro de la organización, lo cual siempre es muy importante en los Yankees”, aseguró el manager de los bombarderos del Bronx.

Torres sabe que no ha podido dar lo mejor de sí mismo tras su lesión, y el cambio de posición obviamente no ha ayudado a ello, sin embargo, está muy contento de poner su granito de arena en el trabajo del equipo. “Siempre me he sentido muy cómodo como shortstop. Cometí un par de errores, pero creo que lo arreglé después con varias jugadas muy buenas. Los errores pueden ocurrir, pero yo me enfoco siempre en sacar todas las jugadas adelante”, comentó el venezolano tras el partido en su antigua casa, Miami, la semana pasada.

Para el manager de los Yankees, la mejor noticia es que el equipo se mantiene en lo alto de la tabla, la media de victorias se ha mantenido positivo –incluso con las numerosas bajas que han tenido– y todo se está encaminando hacia una postemporada en la que tienen puestas muchas esperanzas.

“Lo que me tiene más contento es que Gleyber ha vuelto también a encontrarse con sí mismo al bate”, dijo Boone. “Tras su lesión en julio necesitó un par de semanas para volver a su mejor forma, pero poco a poco estamos viendo una mejora muy grande en su juego. Si a eso le sumas sus ganas de arrimar el hombro y ayudar cuando hemos tenido problemas de lesiones, lo cierto es que no podría estar más feliz con él”.

Gleyber Torres ha puesto toda la carne en el asador para poder luchar por un título tan especial como el Rookie del Año de la Liga Americana. A pesar de no haber sido llamado a las Mayores hasta abril y de haber pasado unas semanas en la DL por su problema en la cadera, sus prestaciones y su esfuerzo le han puesto en lo alto de lista de posibles candidatos al galardón.

El dominicano Miguel Andujar, su amigo y compañero en los Yankees, también es uno de sus competidores por este premio, por eso Torres prefiere enfocarse sólo en lo que hace dentro del diamante y no crear conjeturas de los premios que puedan llegar. “Nunca cambio mi forma de encarar los partidos. Trabajo duro para encontrar la calma y estar muy tranquilo cuando salto al terreno de juego. Si con mi trabajo luego llegan los reconocimientos, bienvenidos sean”, dijo el venezolano

Leave a Comment